Desde hace ya varias temporadas la novia boho ha sido un clásico nupcial (lo mismo que la novia helénica, que el año que viene se reinventa), con pocas variaciones y muchas cosas en común entre un vestido y otro: encaje, vestidos súper ligeros, tejidos vaporosos… Este año, sin embargo, hemos visto una evolución en el aire hippie chic de estas novias: la novia Coachella, es decir, la que se inspira en el famosísimo festival de música que se celebra cada año en Indio, California, toma las riendas en las colecciones 2017.
¿Qué difierencia a la novia boho de la novia Coachella?
Por ejemplo, la superposición de capas y capas de encaje, especialmente con crop tops combinados con camisas de novia semiabotonadas o las capas cortas que se descuelgan de los hombros y hacen una onda a la altura del codo. También las espaldas al aire, con tirantes casi invisibles o tirantes cruzados, los cut-outs, los flecos y los vestidos de moda a diferentes alturas, más cortos por delante que por detrás. Las chaquetas largas semitransparentes combinadas con mini vestidos fiesta de encaje. Las mangas mariposa. O las novias con gafas de sol y sombrero. Vamos a ver, una a una, quiénes son las novias Coachella.
En la imagen: todas las novias seventies de YolanCris se adscriben a la tendencia Coachella, pero muy especialmente los vestidos largos camiseros, las superposiciones de gasa y encaje, los flecos hiper largos, las chaquetas boho que llegan a los pies y los chokers, en forma de pañuelo o cinta anudado al cuello.

La novia con capa corta es una de las claves de la novia Coachella que, como en los looks que solemos ver en el festival de música, va acompañada de abundantes detalles, mangas acampanadas y flecos. Ésta es de Diseños Amarca y combina con un minidress de novia de encaje.