Hábitos Saludables en Fiestas: Consejos Alimenticios

En el último mes del año, es común que muchas personas incrementen de forma considerable su consumo de alimentos, lo que puede llevar no solo a un aumento de peso, sino también al desarrollo de diversas afecciones de salud.

A continuación, presentamos los mejores consejos para preservar los hábitos saludables durante las festividades.

Las celebraciones de fin de año, en particular las noches del 24 y 31 de diciembre, suelen estar centradas en la comida. Durante estos días, prevalece un ambiente festivo donde predomina la idea de que «todo vale» en términos de alimentación.

A menudo, en estas fechas, la tendencia es a relajarse y aceptar que los excesos son parte de la norma. No obstante, es vital recordar que esta actitud puede tener impactos negativos en la salud.

En estas fiestas, es habitual que las personas ingieran alimentos en cantidades que exceden lo normal. Este exceso calórico no solo puede resultar en aumento de peso, sino que también puede provocar molestias como dolor abdominal y agravar condiciones como enfermedades cardiovasculares.

Esta situación es particularmente crítica para personas con condiciones preexistentes, como diabetes o hipertensión, ya que podría aumentar el riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares o infartos. Por ello, es esencial prestar atención a nuestra dieta y mantener al día los chequeos médicos.

Estrategias para manejar las cenas de fin de año

Anticípese al hambre antes de la celebración: Es fundamental no omitir comidas el día de la fiesta. Comer algo ligero y bajo en grasa antes del evento puede ayudar a controlar el hambre y evitar el exceso de comida.

Evite acercarse directamente a la comida: Al llegar a la celebración, es mejor no ir directo a la comida. Saludar a los presentes y obtener una bebida sin alcohol puede facilitar la integración al evento y, probablemente, reducir la cantidad de comida ingerida.

Mantenga su grupo social alejado de la comida: Evitar estar cerca de la mesa de comida puede ser una táctica útil. Centrarse en las conversaciones y el ambiente social puede disminuir la tendencia a picar sin darse cuenta.

Sea selectivo con lo que come: Acercarse una sola vez a la mesa y elegir con cuidado los alimentos puede ser decisivo. Optar por porciones pequeñas y escoger solo aquellos alimentos que realmente se quieran probar puede satisfacer el antojo sin excederse.

Consumo moderado de alcohol: Si se decide beber alcohol, es recomendable comer previamente y beber despacio. Tener siempre disponible una bebida no alcohólica puede prevenir el consumo de alcohol simplemente para saciar la sed.

Consejos para evitar comer en exceso durante las fiestas

Mantenga las comidas regulares: No omitir las comidas en el día de la celebración es crucial y ayudará a prevenir el exceso durante la cena festiva.

Mantenerse bien hidratado: La hidratación es clave, especialmente en climas cálidos o húmedos. Beber bebidas light o con mucho hielo puede ser una buena elección, y es vital no consumir alcohol sin haber comido antes.

Selección inteligente de comestibles: En las festividades, se puede optar por opciones más sanas como pescado, carnes bajas en grasa, ensaladas, vegetales, frutas y alternativas de bajas calorías como helados de agua. Estas opciones no solo son sabrosas, sino que también ayudan a evitar el remordimiento posterior.

Cuidado con la conservación de los alimentos: Es fundamental prestar atención al transporte de alimentos, sobre todo si se viaja a larga distancia. Mantener los comestibles a una temperatura adecuada es esencial para prevenir la ruptura de la cadena de frío.