Como muchos, posiblemente has estado cocinando mucho en el hogar últimamente. Pero conservar su plan de menú fresco y sano y encontrar tiempo para cocinar luego de sus labores cotidianas podría ser difícil (y mucho menos abordar los montones de platos que siguen).

Y si bien la comida para llevar de sus restaurantes locales preferidos es una estupenda solución, puede volverse costoso con bastante velocidad, y es posible que no sepa todos los ingredientes que está ingiriendo.

La mayoría de las veces, comer en el hogar suele ser la mejor opción. Si bien sus restaurantes preferidos tienen la posibilidad de dar opciones saludables para que usted escoja, tiene más control sobre sus ingredientes en el hogar y no se siente tentado por cantidades mayores en su propia cocina.

Allí es donde entra en juego la tabla de picada, para mover las cosas, utilizar lo que tiene y ahorrar algo de tiempo de preparación y limpieza.

Los beneficios de estos platos monumentales llenos de proteínas, frutas y vegetales, panes, pastas para untar y ensaladas son que son maneras rápidas y divertidas de comer sano cualquier noche de la semana. Además, no estás cocinando nada, solo estás ensamblando, lo que supone que es súper veloz y simple. Se sorprenderá de la comida memorable y sana que puede hacer con lo que ya tiene.

Estos son algunos tips que sugerimos para producir de forma sencilla su tabla de picada saludable y tentadora cualquier noche de la semana.

Coge un plato o tabla de cortar

Los platos de charcutería son principalmente platos o tablas grandes cargados con una variedad de alimentos en porciones más pequeñas para compartir y no hay normas referente a cómo armarlos. La idea es que todo sea del tamaño de un bocado, que se pueda tomar y compartir, que sencillamente abra, desenvuelva, ensamble y goce. Así que busque su fuente favorita y considere el aspecto visual.

Además querrá tomar ciertos tazones pequeños y dos cucharas y cuchillos para untar para mojar salsas o ensaladas pequeñas. De lo opuesto, las posibilidades son infinitas y los platos son pocos.

Compre su propia despensa y refrigerador

Es posible que quiera apegarse al estilo clásico de charcutería: cantidades principalmente de carnes y proteínas, o producir su propio tema de comida. O puedes ir pescetariano, vegetariano, vegano u otro. Todo depende de lo que ya hayas abastecido en tus estantes.

Ya que es una cena, intente hacer su tabla de cena con una representación balanceada de todos los nutrientes que necesita: proteínas, vegetales y la porción recomendada de carbohidratos, frutas, lácteos bajos en grasa y pastas para untar, salsas y ensaladas saludables.

Eche un vistazo a su despensa en busca de aquellos productos enlatados y vegetales del tamaño de un bocado que tal vez no siempre piense utilizar. Coge los garbanzos y los corazones de alcachofas, ve por las aceitunas y el atún enlatado.

Sea creativo con estos alimentos

Estos son los recursos que se prestan bien para una tabla de cena sana que puede armar en minutos. Cualquier mezcla es buena, de esta forma que prueba diferentes combos en diferentes noches.

Enlatados y envasados:

  • Olivos;
  • Pepinillos;
  • Alcachofas marinadas;
  • Hojas de parra rellenas;
  • Pimientos rojos asados;
  • Vegetales fermentadas o kimchi.

Dulce

  • Frutas secas bajas en azúcar como pasas, sultanas, ciruelas pasas o higos;
  • Uvas rojas o verdes;
  • Cerezas, fresas, frambuesas o moras;​
  • Albaricoques;
  • Peras;
  • Manzanas.

Fresco

  • Tomate;
  • Pepinos;
  • Cebolla roja;
  • Rábanos;
  • Hinojo en rodajas;
  • Lanzas de escarola.

Proteínas

  • Sobras de pechuga de pollo fría, deshuesada y sin piel;
  • Salmón frío rociado con aceite de oliva, sal y limón;
  • Nueces de cualquier tipo;
  • Garbanzos asados;
  • Edamames secos;
  • Arrollado de jamón o pavo;
  • Atún enlatado en agua con sal, pimienta y romero;
  • Sardinas, trucha o arenque enlatados (servir con queso crema bajo en grasa y pimienta);
  • Camarones cocidos exprimidos con limón;
  • Huevos duros.

Granos y galletas

  • Crackers sin gluten a base de frutos secos y semillas;
  • Tortitas de arroz integral;
  • Gajos de pita de trigo integral;
  • Galletas de trigo integral tejidas;
  • Galletas finas de trigo;
  • Chips de bagel de trigo integral;
  • Pretzels integrales.

Untables

  • Hummus con garbanzos, tahini y un chorrito de limón;
  • Puré de huevos, aceite de oliva, sal, pimienta y pimentón;
  • Aguacate grueso machacado con una pizca de jugo de lima y una pizca de sal;
  • Tapenade realizado con aceitunas troceadas, alcaparras, anchoas o pimiento rojo y aceite de oliva.

Si querés comer picadas de todo tipo sin tener que moverte de tu casa, pedí picadas a domicilio de Piccadely.