Si ya has tomado la decisión o estás interesado en conseguir un departamento en Tulum como inversión, hay algunos puntos que deberías saber para conocer cómo podrías sacarle mayor provecho a esa propiedad y obtener mayores beneficios. 

Existe una gran diversidad de apartamentos en venta en Tulum; Omara, Carmela y Bajo Cielo son solo algunos ejemplos. Pero más allá de la mera compra del apartamento, va a ser clave entender el manejo del negocio de invertir para alquilar en la Riviera Maya. 

¿Cómo se obtienen ganancias? 

Últimamente ha crecido de forma considerable la oferta inmobiliaria en Tulum, concentrándose la mayor parte de estos nuevos condominios en Aldea Zama, el fraccionamiento más grande e importante de Tulum. 

Los consumidores de dichos apartamentos tienen diversos perfiles, pueden ser mexicanos o extranjeros y la propiedad podría ser para vivienda temporal o permanente, inclusive hay inversionistas que no le brindan un uso personal a la propiedad y se dedican a obtener ganancias del inmueble por medio de rentas vacacionales. 

Lo anterior se debe a que el principal medio para obtener un retorno de inversión eficaz en esta clase de propiedad es rentarla por periodos cortos a turistas que visiten Tulum. 

La mayoría de dichos alquileres son pactados por medio de Airbnb u otras plataformas semejantes, donde un pent-house de lujo puede rentarse en por lo menos 3,700 pesos o unos 185 dólares aproximadamente por noche, lo cual involucra que se puede obtener un ROI anual de entre 6 y 12% (dependiendo del tipo de departamento y el precio de la renta). 

Responsabilidades como propietario 

Ser dueño de un inmueble también involucra ciertas obligaciones legales, fiscales y, obviamente, las enfocadas al servicio de inquilinato. 

Estas obligaciones van más allá del pago del predial anual, por ejemplo, la mayoría de los desarrollos residenciales en Tulum se hallan bajo sistema de condominio, lo cual supone que, al lado de las ventajas como zonas habituales, también vienen ciertos compromisos y pagos a llevar a cabo, como por ejemplo cubrir una cuota de mantenimiento que puede cobrarse de manera anual o mensual. 

En relación a las obligaciones como arrendador, hay varias condiciones simples que el departamento debería tener; mobiliario conveniente y en buenas condiciones, servicios básicos (agua, electricidad, internet, baño con regadera) y un lugar para dormir. 

Otras comodidades también pueden ser agregadas para incrementar el bienestar y/o seguridad de los huéspedes (aunque no son obligatorias); botiquín, platos y cubiertos, cafetera, secador de cabello, almohadas y mantas extra, servicio de tours, etcétera. 

Responsabilidades del ayuntamiento 

En esta situación nos referimos exclusivamente al fraccionamiento Aldea Zama, debido a que, como se ha dicho previamente, es el lugar donde en su mayoría se centra la venta de apartamentos en Tulum. 

Pese a que Aldea Zama es una sociedad planeada construida con capital privado, pertenece del todo al municipio y es el Ayuntamiento quien debería cumplir con ciertas responsabilidades para producir confort en el ámbito. 

De consenso al Reglamento de Creación para el Municipio de Tulum, varias responsabilidades del Ayuntamiento son: 

  • Regular el crecimiento urbano, las densidades de construcción según los Planes y Programas de Desarrollo Urbano, sus Leyes, Reglamentos y Normas cuya observancia se encuentre relacionada con dicho crecimiento. 
  • En zonas clasificadas como patrimoniales, históricas o arqueológicas, se tendrá que tener en cuenta la colocación de señalamiento turístico urbano, conforme con la normatividad vigente en la materia. 
  • Las especificaciones para el plan y creación de sistemas de abastecimiento de agua potable y alcantarillado, se regirán conforme con la Ley de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Quintana Roo. 
  • Corresponde al Municipio de Tulum, la prestación del servicio de iluminado público, que se basa en la instalación y conservación de postes, luminarias y otros grupos que se necesite privilegiando en lo posible la utilización de energía renovable o alterna, así como la utilización de aparatos de bajo consumo de energía. 

Otro dato interesante a nombrar es que, por ley, ningún inmueble residencial va a poder ser mayor a 12 metros de elevación en sus niveles habitables o hasta 13.5 metros contando tinacos, escaleras o recursos de fachada. 

Si estás interesado en invertir en invertir en Tulum puedes contactarte con Tulum Land and Property, que te ayudará a tomar decisiones informadas.